3 tips de la enseñanza culturalmente receptiva en clases online

Jun 29, 2020

«La educación ayuda a la persona a aprender a ser lo que es capaz de ser» – Hesiodo, poeta griego.

Usar un plan de estudios con tus estudiantes no implica enseñarles de la manera correcta e ignorar esta afirmación podría afectarlos seriamente. Especialmente cuando tienes estudiantes que han sido marginalizados en su educación (no tuvieron las mismas oportunidades educativas que otros).

La enseñanza culturalmente receptiva (uff, qué nombre tan largo) se concentra en aspectos cognitivos y afectivos de la enseñanza y el aprendizaje.

En esta entrada te explico cómo puedes promover un aprendizaje independiente en la educación a distancia. Aunque el enfoque se centra en jóvenes, estos consejos también pueden ser aplicados con adultos y mayores. Tus estudiantes nunca serán los mismos y adorarán cada paso necesario para ser mejores. 😉

Entiende su contexto de manera profunda

Cuando uses materiales en línea enfócate en recursos que sean familiares para tu estudiante. Procura que tus estudiantes siempre estén relacionando elementos previamente vistos.

Imagina una película, al principio tienes una introducción donde se establecen las expectativas, luego mientras avanza la historia, todo va entrelazándose hasta llegar a un final. Cuando busques material en internet, ten en cuenta que debes crear una situación similar en tus estudiantes. Ellos deben sentir que los materiales llegan a una conclusión y que están progresando.

Haz encuestas. Conoce a tu estudiante de tal forma que puedas sugerirle tareas específicas para que tenga un avance. Esto también te ayudará a entender qué lo motiva. Imagina que tu alumno realice una tarea enfocada en su serie web favorita. Será dificil que no la complete. 🤓

Crea rutinas cognitivas

Somos entrenadores de formas de pensar. Somos guías del desarrollo cognitivo y formamos hábitos de autocuestionamiento. Esto implica crear el hábito en nosotros para poder transmitirlo con facilidad.

Las preguntas: «¿cómo este fragmento funciona en un todo?» o «¿qué conexión hay entre estas cosas?» deben estar en la mente de tus estudiantes en cada proceso de aprendizaje que tengan. Debe ser algo instintivo o natural.

Puedes usar técnicas de toma de notas para fortalecer dichos patrones. Los mapas mentales, diagrama de espina de pez o lluvias de ideas, entre otros también ayudarán.

Enfócate en una relación afectiva y auténtica

Interésate naturalmente por quién es tu estudiante, qué hace, por qué hace lo que hace o cómo aprende. Esto se logra buscando «common ground». Mantente abierto a ser sorprendido y a aprender algo nuevo de alguien que pensabas ya conocías.

Tu estudiante notará que en verdad quieres conocerlo y entender su situación. Esto hará el aprendizaje mucho más amigable y fortalecerá la confianza.

Para finalizar, es evidente que ahora los estudiantes buscan otros contextos y sus preferencias en cuanto a plataformas, recursos o tutores son cada vez más exigentes. Sin embargo, un estudiante nunca olvidará quién lo motivó a aprender o quién le abrió los ojos sobre lo que en verdad podía hacer.

Déjate sorprender por tu estudiante, conócelo y guíalo con hábitos cognitivos propios de un polímata. 😉

Néstor I. Cepeda

Autor

Soy un apasionado por el e-learning. 
Dedicado a apoyar el desarrollo de otros a través
de experiencias atractivas y significativas.